Gracias por compartir

Finca Paucho Pinot Gris – Pinot Noir 2020

Hace unos meses pude compartir con Mariela Villar, Mariano Stabielli y Sebastián Bisole de un distendido almuerzo en Uco Restaurant. El objetivo era conocer su nuevo proyecto: Finca Paucho.

El Proyecto Finca Paucho

Mariela y Mariano son una pareja que disfruta de sus diferencias y coincidieron en su pasión por el vino. Esa pasión fue creciendo, viaje va, vino viene, compraron una parcela en Casa Uco y mas temprano que tarde se vieron embarcados en el proyecto de elaborar sus propios vinos. 

“El vino es compartir, es placer, es investigación juntos. En la mitad de nuestra vida, con años de trabajo, una familia y experiencias infinitas estamos frente a un nuevo comienzo.”

Desde Los Chacayes en el Valle de Uco y junto a Sebastián Bisole como enólogo en 2019 comenzaron a elaborar sus propios vinos con la premisa de siempre buscar la sustentabilidad y la baja intervención

“Casi en la mitad de nuestra vida, como un juego del destino encontramos nuestro lugar en el mundo: Los Chacayes. Poco a poco fuimos sintiendo que esa tierra se presentaba como nuestro lugar. Y como un mandato del alma, coincidimos en que el paso que siguiente era hacer nuestro propio vino en Mendoza. Descubrimos una “vocación”, esa sensación de que estás haciendo algo que te llena el corazón. Abrimos una puerta y nos encontramos con un sinfín de sensaciones y certezas que nos estaban esperando. El arte, la fotografía, los momentos en distintas partes del mundo, las personalidades entrelazadas, nuestra mirada sobre esto nuevo. Esto es Paucho”

El Paucho Pinot Gris – Pinot Noir 2020

Paucho Pinot Gris - Pinot Noir 2020Tesoro OcultoProbamos 5 vinos de las cosechas 2019 y 2020. Dos versiones diferentes del Cabernet Franc 2019, un Red Blend 2019, un Rosado 2020 y el que más me impactó:  Un White Blend 2020 elaborado a partir de la cofermentación en partes iguales de Pinot Gris y Pinot Noir en barricas de roble francés usadas. 

Este vino del que han elaborado tan sólo 550 botellas es criado por 6 meses inicialmente en una ánfora de cerámica para luego pasar a 2 barricas (1 usada y 1 nueva).

Explota de fruta fresca, mas bien cítrica (recuerda al relleno de un lemon pie) pero que con la aireación va dando paso a notas de cereza. Combina mucha acidez, con medio de boca y hasta una sensación de taninos. Resulta cremoso, con buen peso y largo de boca. Es de esos vinos que te desafían, te dejan pensando. Hasta que te das cuenta que no lo podés encasillar y tenés que disfrutarlo como es.  

Un corte tan poco usual como atractivo con el que me le animaría a un pescado graso como las trillas o porqué no un róbalo con cous cous.

Precio Sugerido: $ 1750 (U$D 18)

Al ser tan pocas botellas (entre todas las etiquetas son sólo 1800 botellas), por ahora lo estan comercializando de manera directa a través de su cuenta de Instagram.