“Quienes hacen vinos naturales y biodinámicos son los héroes de esta época”
Así presentó Jonathan Nossiter su película «Resistencia Natural”, en el marco del 7º Encuentro Sudamericano de Viticultura Biodinámica “Una Agricultura para el Futuro”.

“La relación entre cultura y agricultura es fundamental”, fue uno de los conceptos principales que atravesaron la charla del director brasileño-americano durante la presentación. El prestigioso cineasta Jonathan Nossiter participó del 7º Encuentro Sudamericano de Viticultura Biodinámica “Una Agricultura para el Futuro”, organizado por la Fundación Demeter y Bodega Chakana. En ese marco, el miércoles 22 de noviembre en Espacio INCAA Km 0 Gaumont, se presentó su última película “Resistencia Natural”, como testimonio de una revolución cultural posible en el mundo del vino.

Durante la presentación, se criticó fuertemente el sistema de agricultura convencional dominante, donde la industria agroquímica tiene un papel fundamental. “Los organismos gubernamentales y las leyes están servicio de la industria agroquímica y son innumerables los costos y consecuencias que estas políticas conllevan. Son causantes de enfermedades, el cambio climático, la pérdida del valor nutricional de los productos provenientes del agro y la desaparición del pequeño agricultor”, sentenció el director.

Saben cuantas manzanas de hoy necesitamos para ingerir la misma cantidad de vitamina C de una manzana de 1950?” –preguntó Nossiter– “¡La respuesta es 100 manzanas! Y eso es por causa de la utilización de agroquímicos que aumentan la producción pero empobrecen el aporte nutritivo de los cultivos”, continuó mencionando estudios científicos.

Lo que me emocionó de los actores-agricultores de ‘Resistencia Natural’ es que para ellos plantar, amar una planta, es un acto cultural. Hasta el final del 1600, la palabra ‘cultura’ quería decir sólo una cosa: ‘trabajar la tierra’ y es en los últimos 300 años que nació el concepto de ‘alta cultura’. La separación del gesto del agricultor, del gesto del pintor o de quien escribe es un algo moderno y es una falencia, una dolencia”, explicó.

Sobre la Biodinámica

La agricultura biodinámica no es simplemente un método para producir vino, es un movimiento internacional con profundos principios y un fuerte componente social. La biodinámica propone un modelo agrícola y de consumo que promueve más conciencia en las relaciones entre humanos y con el medio ambiente y el cosmos. Se trata de una agricultura para el futuro.

Stefano Bellotti in Resistenza Naturale photo credit Jonathan Nossiter

«Aprendí que la biodinámica es mirar el mundo en 360º. La idea de la biodinámica es estar más sensible sobre lo que nos rodea y ser conscientes… eso es una revolución. El modelo del vino natural, que comprende a muchos biodinámicos, está funcionando a nivel económico. Hoy en día hay más de 500 productores en Italia y aún más en Francia. Japón tiene decenas de importadores que sólo importan vino orgánico y natural. El mundo del vino natural está creciendo gracias a los jóvenes y es una revolución pacífica, llena de ternura y sin violencia, que mira al futuro, para acabar con el uso criminal de agroquímicos. ‘Resistencia Natural’ es una ‘fermentación’ espontanea, un gesto de humanismo… el gesto de los campesinos”, afirmó Nossiter.

La Resistencia en Argentina

La situación en Argentina fue uno de los tópicos del debate posterior a la proyección.

Al respecto, Juan Pelizzatti, socio fundador de Chakana, bodega organizadora del evento, explicó: “Argentina ha construido un sistema agrícola profundamente comprometido con la agricultura convencional y el uso de agroquímicos. Los esfuerzos de una agricultura natural son muy aislados, tal vez ahora comienzan a tener más relevancia en el vino. Lo que quisimos hacer con este evento es un pequeño gesto de resistencia y de contar que en la Argentina existimos productores que tenemos otra visión de la agricultura y queremos hacer algo diferente. El sistema agrícola argentino está completamente orientado a una agricultura en manos de pocos y con una caída persistente de poblaciones y hábitos rurales”.

Argentina es el país más importante de “las Américas” en la producción de vinos de calidad, ya que elabora desde antes que los norteamericanos. La propuesta de los productores biodinámicos, orgánicos y naturales es el ‘amor’, porque es hacer de la relación con la naturaleza una fiesta. Hay que esperar que esta resistencia crezca en Argentina. Hay que volver a lo importante: la tierra, el futuro, la vida«, fue el mensaje y el deseo que dejó Nossiter al finalizar la presentación.

Resistencia Natural – Sinopsis

Cuatro viticultores italianos viven una vida que todos soñamos: Giovanna Tiezzi y Stefano Borsa, en su viejo monasterio del siglo XI convertido en bodega en Toscana, encuentran una forma de cultivar granos, frutas y hacer vino que crea un vínculo con su antigua herencia etrusca; Corrado Dottori y Valerio Bochi, se escaparon de la ciudad industrial de Milán a la granja de su abuelo en las mágicas Marcas para trabajar por una expresión rural de justicia social; la ex-bibliotecaria Elena Pantaleoni trabaja en los viñedos de su padre en Emilia y se esfuerza por hacer de su finca una realidad utópica; y, por último, Stefano Bellotti, el “Pier Paolo Pasolini” de la agricultura italiana, un poeta agricultor radical, rompe las reglas en su granja vanguardista en el Piamonte.

Resistencia Natural - Photo Credit Paula Prandini

Pero estos protagonistas de una revolución europea del vino natural rápidamente se han encontrado con una resistencia feroz. No todos creen en su lucha por una expresión ecológicamente progresista, económicamente justa e históricamente rica de la agricultura italiana. Con la ayuda de su amigo Gian Luca Farinelli, un excéntrico curador de cine, estos campesinos contemporáneos usan el poder de las películas de ficción para combatir las mentiras institucionales que hacen de cualquier acto de libertad un acto de peligrosa disensión.

Diez años después de “Mondovino”, el mundo del vino ha cambiado como el mundo mismo. El enemigo es ahora mucho mayor que la amenaza de la globalización. Está en todas y ninguna parte. Son ellos y nosotros. Pero estos rebeldes del vino natural ofrecen un modelo de resistencia encantada y alegre contra el «Nuevo Orden Económico Mundial».

«Resistencia Natural” mezcla el documental y la ficción con la esperanza de agitar al rebelde oculto dentro de todos nosotros.

¿Quién es Jonathan Nossiter?

Director de cine y ganador de premios internacionales. Ha dirigido seis largometrajes, entre ellos: “Sunday”, ganador del Sundance Festival en la sección de Ficción, y “Mondovino”, nominado para la Palma de Oro en el Festival de Cannes (uno de los tres documentales nominados en toda la historia del Festival).

Su última película es “Resistencia Natural” (2014), una reflexión sobre la rebelión en la agricultura y la cultura. Fue estrenada en el Festival de Cine de Berlín y distribuida en Francia, Italia, Reino Unido, Estados Unidos, entre otros. Actualmente está preparando la película “Last Words”, con Willem Dafoe, Alba Rohrwacher, Charlotte Rampling, Stellan Skarsgard y Valeria Golino.

Su segundo libro «Insurrección Cultural» fue publicado en Francia, Italia y se publicará en los EE.UU en 2018.

Nossiter estudió pintura en las Beaux Arts de París y en el Instituto de Arte de San Francisco y el Greco Antiguo de Dartmouth College. Fue asistente del director Adrian Lyne en el film “Atracción fatal”. Es un sommelier entrenado, ha elaborado cartas de vinos para una variedad de restaurantes en Nueva York, París y Río de Janeiro.