#Quesecepa es la última acción, o movida como la llamamos internamente, de los Argentina Wine Bloggers. La idea es dar a conocer esas cepas que están mas allá del Malbec, hablando de sus características, técnicas de elaboración y su desarrollo en la Argentina.

Personalmente es la «movida» que más he disfrutado, porque me llevó mucho mas allá de la clásica cata de vinos. Para #Quesecepa tuve que investigar mucho sobre la historia de la cepa, consultar con enólogos y agrónomos sobre sus características y diferencias, compartir con mis compañeros Blogueros las catas y/o conclusiones obtenidas de la investigación de las distintas cepas, en resumen a aprender juntos cada día un poco más de el maravilloso mundo del vino.

Si quieren, pueden leer las diferentes notas de #Quesecepa de cada uno de los miembros de Argentina Wine Bloggers siguiendo este LINK.

#Quesecepa más de Pinot Noir

Historia

El Pinot Noir es una de las variedades mas antiguas de Vitis vinifera. Su nombre deriva de las palabras francesas pine (piña) y noir (negra), y hace referencia a que esta variedad presenta racimos apretados y con forma de piña. Es quizás una de las cepas mas antiguas que hoy en día se continúan elaborando y si bien sus orígenes no están del todo claros, se cree proviene de una Vitis vitifera silvestre que ya se cultivaba en Borgoña durante el siglo I.  Sí, hace mas de 2000 años !!!

A diferencia de Burdeos donde el vino era elaborado por la Nobleza, en Borgoña fueron los monjes de los monasterios al norte del valle del Ródano quienes tras el paso de los Romanos crearon una enología distinta. Estos monjes creían con devoción que el trabajo forzado los acercaba a Dios y por eso comenzaron a cultivar en las pendientes rocosas de la Borgoña. A más díficil y trabajoso, mas cerca de Dios estaban. Por cientos y cientos de vendimias guardaron minuciosos registros de sus viñedos, describiendo los procesos utilizados y como ello se reflejaba en el sabor de los vinos y fue así que inventaron la idea de Terroir.

Como la Borgoña no estaba en una ruta comercial, durante siglos el vino de Pinot Noir, era solamente utilizado por los sacerdotes para celebrar la eucaristía y se vendía en pequeñas cantidades en comparación al de las regiones de Bordeaux y Loire. Los monjes de la orden cisterciense (un desprendimiento mas radical de los Benedictinos) estaban enfocados con devoción a obtener vinos de altísima calidad mas que en la búsqueda de una ganancia monetaria.  

En el año 1395, el edicto redactado por el duque Felipe II de Borgoña (Felipe el Osado) prohibió el cultivo de la otra variedad abundante en la zona, la Gamay para favorecer el del Pinot Noir, que se consideraba más sofisticada y elegante, transformándolo así en el Rey de la Borgoña.

Monjes cultivando la viña – de Louis Figuier

La Iglesia Católica controlaba la tierra, el vino y su comercio, y su poder se incrementó tanto que para el siglo XVIII el monasterio cisterciense de Citeaux llegó a ser propietario de la mayor parte de los viñedos de toda la Côte d’Or de donde provenían los mejores vinos de la región, prácticamente todo Pinot Noir. Estas propiedades y viñedos fueron siempre el centro de disputas entre la iglesia, el gobierno y la nobleza, incluso el propio Napoleón Bonaparte siendo un joven oficial de la Revolución Francesa confiscó la propiedad de Clos de Vougeot.

El Pinot Noir se convirtió poco a poco en el Santo Grial de los vinos de Francia (y el mundo).

Todos querían elaborar un Pinot Noir, pero dadas las características de la cepa eso no era posible en todos lados. Son necesarias ciertas características de clima y suelo que sólo se han podido en encontrar en Sonoma, Oregon, Nueva Zelanda, Chile, Sudafrica e incluso a la Argentina.

Características

Si bien se considera que produce algunos de los vinos más elegantes del mundo, es una variedad difícil de cultivar y de vinificar. La uva tiende a producir racimos muy apretados, lo que la hace susceptible de riesgos como la putrefacción, y requiere de un mantenimiento de la canopia. Su fina piel y sus bajos niveles de compuestos fenólicos hacen que el Pinot Noir resulte en vinos con un color claro, cuerpo medio y pocos taninos.

Además como si todo esto fuera poco, es una de las cepas más propensas a las mutaciones. Más que una variedad de uva, el Pinot Noir es una familia de uvas propensas a frecuentes mutaciones que modifican sus características como el color, taninos y sabor. Cada identidad genética seleccionada por sus características particularidades se llama clon. Solo en Francia existen más de 50 clones de Pinot Noir reconocidos oficialmente. Los Clones más famosos de Pinot Noir de Borgoña (Dijon o Pommard) son el 115, 667 y 777.

Debido a que los Pinots mutan, han dado a luz a una familia de otras uvas de varios colores y sabores, incluyendo Pinot Gris (de piel gris, ligeramente rosado, también conocido en Italia como Pinot Grigio) y Pinot Blanc (blanco). Incluso pueden presentarse racimos mixtos con parte de sus uvas Pinot Noir, parte Pinot Gris y parte Pinot Blanc (Entre nos un kilombo)

Pinot Noir, Pinot Gris, Pinot Blanc

Cuando son jóvenes, los vinos de Pinot Noir tienden a tener aromas a frutas rojas, como cerezas, frutillas y frambuesas. A medida que envejecen, pueden desarrollar aromas vegetales, terrosos, a hongos y «a establo» (Sí, es una cepa muy sensible a la Brettanomyces).

«En nuestro país es una cepa que implica muchos desafíos, pensemos que proviene del norte de Europa y cultivarla en un clima como el nuestro no es fácil, en primer lugar es muy importante disponer de un viñedo en altura, de esta manera tendremos mejores condiciones de temperatura y luego con un adecuado manejo de la canopia se pueden lograr muy buenas expresiones de este varietal» dice Pepe Galante, jefe de enología de Bodegas Salentein.

«Aquí tenemos mucha luz UV.  Tenemos que estar mucho más pendiente en el proceso de madurez para que no se nos deshidrate. Hay una muy delgada línea entre lo verde y lo sobre maduro… De ahí en mas, la tarea nuestra en la bodega, es tratarlo con la misma delicadeza que fue tratado en la viña, cuidándolo mucho, que no rompamos mucho la piel, que no sobre extraigamos cosas indeseables, que no intentemos de lograr más de lo que nuestro Pinot Noir aquí puede darnos» comenta Juan Pablo Michelini de Zorzal Wines

En resumen es una cepa histérica, como toda mujer que se sabe linda, se sabe distinta, se sabe especial, y le va a complicar la vida al agrónomo, al enólogo y a todos los que se crucen en  su camino, requiriendo cuidados especiales, atención dedicada y mucha pero mucha paciencia (y amor).

El Pinot Noir en Argentina

No pude encontrar ni la fecha de llegada ni quien fue el importador original del cepaje. Pero cuenta Roberto de la Mota que «Ya está mencionada en la bibliografía a principios del siglo XX. Es más en su descripción de los viñedos de Mendoza, Louis Ravaz describe en 1919 los viñedos y los vinos de Chardonnay y Pinot Noir, «tan buenos como los mejores de la Bourgogne».

Lo cierto es que los Pinot Noir en Argentina se han dado especialmente en Patagonia y en las zonas altas del Valle de Uco. Zonas en las que la temperatura se acerca un poco a su lugar de origen, pero con diferencias notables en cuanto a la humedad y sobre todo a la insolación, lo que implica tener que prestarle cuidados especiales.

.

Es un mundo aparte el Pinot!

Sobre todo aquí en Gualtallary que tenemos mucha luz UV. Tenemos que estar mucho más pendientes en el proceso de madurez para que no se nos deshidrate. Hay una muy delgada línea entre lo verde y lo sobremaduro… De ahí en mas, la tarea nuestra en la bodega, es tratarlo con la misma delicadeza que fue tratado en la viña, cuidándolo mucho, que no rompamos mucho la piel, que no sobre extraigamos cosas indeseables, que no intentemos de lograr más de lo que nuestro Pinot aquí puede darnos.

Dicen los enólogos, Juan Pablo Michelini

La Pinot Noir ya está mencionada en la bibliografía a principios del siglo XX. Es más en su descripción de los viñedos de Mendoza, Louis Ravaz describe en 1919 los viñedos y los vinos de Chardonnay y Pinot Noir, «tan buenos como los mejores de la Bourgogne».

Dicen los enólogos, Roberto de la Mota

El Pinot Noir es mucho más mañoso y sensible, hay que tener mucho cuidado con la exposición al sol y el manejo de canopia. Es el único vino que elaboramos en tanques de acero (la gran mayoría ha sido siempre en Hormigón) siguiendo una técnica tradicional borgoñesa de encubar por capas de uva entera, grano y escobajo.

Dicen los enólogos, Karim Mussi

El comportamiento del Pinot Noir es muy diferente a las otras variedades que habitualmente cultivamos en nuestra región, necesitamos disponer de viñedos en altura por una cuestión de temperatura y luego con un adecuado manejo de la canopia se pueden lograr muy buenas expresiones de este varietal.

Dicen los enólogos, Pepe Galante

En la bodega hay que cuidar mucho la influencia del Oxígeno y de la extracción de taninos verdes, maceraciones cortas y controladas.

Dicen los enólogos, Nicolas Navio

El Pinot Noir es una variedad compleja de elaborar. Es un vino que gira en torno a la sutileza y la elegancia. Una cepa muy transparente que deja todos los errores al descubierto.

Dicen los enólogos, Sebastián Fedele

Dice Karim Mussi de Bodega Altocedro «El Pinot Noir es mucho más mañoso y sensible que el resto de las cepas, hay que tener mucho cuidado con la exposición al sol y el manejo de canopia», y la canopia y su maneja es el punto en el que están de acuerdo todos los enólogos a los que he consultado. Hay que cubrir los racimos para no sobre exponerlos al sol, pero no tanto como para que se genere humedad y se pudran.

El Pinot Noir es una de las cepas cuya superficie plantada viene creciendo en la Argentina desde el año 2000, especialmente en Patagonia, el Valle de Uco y zonas no tan tradicionales como Buenos Aires (he probado grandes Pinot Noir de la zona de Chapdmalal y Sierra de la Ventana), La Pampa e incluso las viñedos más altos del Valle Calchaquí.

Personalmente creo que el Pinot Noir en Argentina aun está buscando su camino y su identidad, por lo que hoy podemos encontrar muchas expresiones diferentes de esta cepa, con más o menos intensidad, con más o menos madera, con más o menos expresión del terruño. Pero acaso lo más lindo del vino no es su Diversidad?

Los Pinot Noir que probé

Para esta nota me tomé el trabajo (y me dí el gusto) de probar muchos, pero muchos Pinot Noir Argentinos, y otros pocos que no hablaban castellano. Para simplificar, decidí dividirlos en las 4 categorías que a mi me parece que existen y en los próximos días publicaré otra nota con Mis 6 Pinot Noir Favoritos (Estos con la categorización habitual de Logia Petit Verdot).

Directos y sin vueltas

Son los Pinot Noir jóvenes, de expresión bien frutal, algunos con alguna ligera complejidad. Pero que no buscan más que ser muy fáciles de beber, aptos para todo paladar y su principal atributo es la frescura.

  • Zorzal Terroir Único, de Zorzal Wines, Gualtallary, Mendoza
  • Doña Paula Estate, de Doña Paula, Ugarteche, Mendoza
  • Lassia, de Bodega Patritti, San Patricio del Chañar, Neuquen
  • Malma Finca La Papay, de Malma, San Patricio del Chañar, Neuquen
  • Mantra, de Bodega Secreto Patagónico, San Patricio del Chañar, Neuquen
  • Padrillos, de Ernesto Catena Vineyards, Valle de Uco, Mendoza
  • 006 Aniello, de Aniello, Mainqué, Río Negro
  • Desierto 25, de Desierto Pampa, 25 de Mayo, La Pampa
  • Alamos, de Catena Zapata, Valle de Uco, Mendoza
  • Catalpa, de Atamisque, Tupungato, Mendoza
  • Manos Negras, de Bodega Manos Negras, San Patricio del Chañar, Neuquen
  • Saurus, de Familia Schroeder, San Patricio del Chañar, Neuquen
  • Taymente, de Bodega Huarpe, Mendoza

Nos vamos poniendo Serios

La búsqueda es más hacia la complejidad. Sin perder de vista la frescura y la facilidad de beber, aparecen los aromas a tierra, hongos, algo de «establo», y la fruta pasa a un segundo plano.

  • Altocedro Año Cero, de Altocedro,  La Consulta, Mendoza
  • DV Catena Pinot Pinot, de Catena Zapata, Villa Bastías y Gualtallary, Mendoza
  • Primogénito, de Bodega Patritti, San Patricio del Chañar, Neuquen
  • Fin Single Vineyard, San Patricio del Chañar, Neuquen
  • Costa & Pampa, de Costa & Pampa, Chapadmalal, Buenos Aires
  • Montesco Punta Negra, de Passionate Wines, Gualtallary, Mendoza
  • Zorzal Gran Terroir, de Zorzal Wines, Gualtallary, Mendoza
  • Manos Negras Red Soil, de Manos Negras, San Patricio del Chañar, Neuquen
  • Humberto Canale Old Vineyard, de Humberto Canale, General Roca, Río Negro

Clase Mundial

Estos son los Pinot Noir Argentinos que para mí están al nivel de Pinot Noir del mundo. Algunos con un estilo mas Borgoña, otros con un estilo mas Oregon o Sonoma y otros mas del estilo Neocelandés.

  • Barda, de Bodega Chacra, Mainqué, Río Negro
  • Chacra 55, de Bodega Chacra, Mainqué, Río Negro
  • Chacra 32, de Bodega Chacra, Mainqué, Río Negro
  • Salentein Single Vineyard, de Bodegas Salentein, San Pablo, Mendoza
  • Mariflor, de Bodega Rolland, Chacayes, Mendoza
  • Finca Ferrer 1310, de Finca Ferrer, Gualtallary, Mendoza
  • Piel Negra, de Bressia Bodega, Valle de Uco, Mendoza
  • Pr1mus, de Bodegas Salentein, San Pablo, Mendoza
  • Pulenta Gran Pinot Noir, de Pulenta Estate, Tunuyan, Mendoza
  • Luca, Luca Wines, Gualtallary, Mendoza
  • Revolver, de Leo Erazo, Gualtallary, Mendoza
  • Pintom Pinot Noir del Frío, de Gabriel Dvoskin, El Cepillo, Mendoza
  • Porfiado, de Zorzal Wines, Gualtallary, Mendoza
  • Saint Felicien Tributo a Soldi, Catena Zapata , Gualtallary, Mendoza

Distintos

Son aquellos que por su elaboración, características o lugar de origen se apartan de lo «normal»

  • Aniello Blanco de Pinot Noir, de Aniello, Mainqué, Río Negro
  • Confiado Pinot Noir Blanco, de Bodega Séptima, Valle de Uco, Mendoza
  • Colomé Lote Especial, de Colomé, Altura Máxima, Valle Calchaquí, Salta
  • Sylvestra Pinot Noir Rosé, de Bressia Bodega, Valle de Uco, Mendoza
  • Mainque Pinot Noir Rosé, de Bodega Chacra, Mainqué, Río Negro
  • Saurus Pinot Noir Tardío, de Familia Schroeder, San Patricio del Chañar, Neuquen
  • Eggo Filoso Pinot Noir, de Zorzal Wines, Gualtallary, Mendoza

En Resumen

El Pinot Noir es una cepa tan complicada de vinificar para los enólogos como fascinante de beber para los consumidores. Compleja, atravesada, sutil, caprichosa, temperamental, mágica, elegante, distinta y única. Creo que una de las mejores descripciones que encontré es la que hace Miles en la película Entrecopas (Sideways).

Maya: «¿Por qué te interesa tanto el Pinot? Es como una obsesión para ti.»


Miles: «No lo sé, no lo sé. Es una uva difícil de cultivar. Tiene la cascara delgada, es temperamental, madura temprano. No es una sobreviviente como la cabernet, que puede crecer en cualquier lado, aun cuando la descuidan. No, la pinot necesita cuidado y atención constantes. Es más, sólo puede crecer en unos rincones muy específicos del mundo. Y solo los agricultores más pacientes y cuidadosos la pueden criar. Solo aquellos que se toman el tiempo para entender el potencial del pinot pueden sonsacarle su expresión más completa. Y además sus sabores son de los más inolvidables y brillantes y emocionantes y sutiles y antiguos del planeta.

#Quesecepa más de Pinot Noir