Cuando Martín y Noelia, de Ozono Drinks, me invitaron a la degustación de Passionate Wine con Matías Michelini no dude en confirmar mi presencia. Mas allá de las complicaciones que generaba el hecho de ser el «Día del Maestro» por la tarde, el esfuerzo valió la pena, Matías siempre tiene algo distinto para sorprendernos.
 
Los vinos que probamos:
 
Bonarda Pura 2012 ($69). Una partida de 4000 botellas elaborada en un tanque mediante maceración carbónica, con solo 11° de alcohol, ideal para beber fresco en los días de primavera y verano, con algo mas de acidez que el 2011 pero manteniendo esa tremenda expresión frutal.
 
Montesco Malbec Finca Anchoris 2010 ($80). Tambien partida de 4000 botellas, pasó 8 meses en barricas de roble francés de segundo y tercer uso. Un Malbec Single Vineyard diferente, muy ligero, fresco, con buena presencia de fruta y algunas notas de piedras, «Pinotesco» segun Fabian Barral.
 
Montesco Ancelotta 2011 (Aun no disponible). Este vino lo vengo probando desde que era casi un jugo de uva, y es notable como va cambiando cada vez que lo probamos. Un color impresionante, acompañado por aromas a tierra, humedad y musgo (Sotobosque le dicen los que saben), una acidez bastante alta, buena estructura pero aun algo secante. Todavía le falta, habrá que seguir esperándolo impacientemente.
 
Mas novedades de Matías Michelini 3
 
Montesco Agua de Roca 2012 ($98). El mas conocido y que ya incluí en Recien Descorchados – Julio 2012. Con aromas que van mas hacia las frutas cítricas, pero de apoco van asomando ananá, pera y mburucuya, quizás un poco mas mineral que su antecesor. Es menos brutal que el 2011, pero sin dudas gano en elegancia.
 
Torrontés Brutal 2010 ($150). 550 botellas de un torrontés elaborado con uvas de parrales de Tupungato , pero como si fuera un vino tinto, fermentando el jugo junto a la piel y las semillas y luego añejándolo en barricas de roble. El resultado es asombroso!!! Un vino NARANJA con aromas que combinan azahar, miel, quinotos, cáscara de naranjas confitadas y algo de hierbas, aromas que no hacen otra cosa que engañarnos y llevan a una boca bien seca, robusta, con gran acidez y un largo que nunca sentí en otro vino blanco. Si pueden consigan una botella, la experiencia lo vale.
 
Demente 2011 ($250). Se trata de una cofermentación de Malbec y Cabernet Franc, 100% de Gualtallary, que fue ingresando en distintos momentos, cortando y reiniciando la fermentación. Es un vino que refleja fielmente el espíritu de Matías (No estoy diciendo que este loco, solo un poco). Impacta ya desde la etiqueta, hermoso diseño de Carolina Saguan homenajeando a los maestros del arte surrealista. De nariz compleja y muy atractiva, con la fruta negra del Malbec y muy presentes las notas florales y frescas del Cabernet Franc, en boca esta aun algo brioso, con excelente acidez y gran largo de boca. Un vinazo!
 
Entre charlas y anécdotas de la elaboración de cada vino, Matías fue revelándonos algunos de sus nuevos proyectos, Syrah Diverso (Me comentaron que también hay un Petit Verdot Diverso mas que interesante), el Capuleto Malbec (Que tendremos que esperar hasta 2013) y su futura bodega en Tupungato Winelands.
 
Una sola duda: ¿Con que nos sorprenderá la próxima?
.