Empieza diciembre, se acercan las fiestas y con ellas la temporada alta de consumo de vinos espumosos. Si bien el consumo de espumosos hace rato ha dejado de ser estacional, en diciembre aumenta fruto de la gran cantidad de reuniones y ocasiones propicias para un brindis.

En esta época recibo las consultas de mi familia y amigos sobre que espumoso les recomiendo comprar. Por lo que en lugar de hacer un relevamiento de las novedades disponibles, preferí compartirles esta selección, armada respetando y describiéndoles el interés y gusto de cada uno.

Mis 15 vinos espumosos

Los Dulces

A mi hermana le gustan los vinos dulces. Es la abeja de la familia, sean blancos, tintos o espumosos siempre prefiere aquellos vinos con mayor azúcar residual.

15 vinos espumososPutruele Tardío de Abril ($ 80)
Elaborado a partir de un blend de uvas moscatel de Alejandría y torrontés riojano, este espumoso Sanjuanino se caracteriza por sus aromas a flores y frutas blancas, presenta un ataque bien dulce pero que resulta perfectamente balanceado con una refrescante acidez. Idel para golosos.

Lagarde Dolce ($ 125)
Un verdadero néctar elaborado a partir de uvas Moscatel, con un bajo nivel de alcohol (sólo 7,5%), burbujas abundantes y muy persistentes. Inunda la nariz con fruta y miel. Su dulzor más moderado y su buen acidez lo transforman en el “dulce” preferido de aquellos que prefieren los vinos secos. Es un arma infalible para acompañar el Sushi.

Deseado de Familia Schroeder ($ 150)
Familia Schroeder fue uno de los pioneros en el segmento de espumosos dulces en el país. Este espumoso elaborado con uvas Torrontés de San Patricio del Chañar, Neuquén se distingue por el balance entre el dulzor y acidez. Destaco su equilibrio, frescura y delicadeza. Advertencia: Puede generar adicción.

Los de buena relación calidad/precio

A mi primo le encanta juntarse con muchos amigos, los de fútbol, los e del colegio, los de la facultad, los del trabajo, etc. Para poder darse el gusto en tantas reuniones hay que buscar la mejor relación calidad/precio para no dañar el bolsillo.

15 vinos espumososBianchi Extra Brut ($ 115)
Elaborado por el método tradicional de segunda fermentación en botella, este espumoso de San Rafael sorprende por su complejidad y sutileza. El blend combina Chardonnay en un 62%, un 33% de Pinot Noir y un 5% de Viognier que le aporta un aroma a peras muy nítido. Fresco, vivaz y por sobre todas las cosas muy bebible.

Salentein Brut Nature ($ 140)
De viñedos ubicados a más de 1100 metros sobre el nivel del mar en el Valle de Uco, Pepe Galante elabora este sorprendente Brut Nature. De un color dorado, con ligeros reflejos rosados, sus aromas nos recuerdan el pan tostado con algo de manteca y frutas blancas. Por su complejidad y volumen en boca este es uno de los espumosos de mejor relación calidad/precio disponibles.

Amalaya Brut Nature ($ 120)
¡El Norte también existe! En Cafayate también se elaboran buenos espumosos.  Entre ellos destaco este Amalaya Brut Nature, con una composición muy original a partir de uvas 90% Riesling y 10% Torrontés. Nos inunda la copa con sus aromas a jazmines y manzana verde, para luego en boca resultar muy refrescante gracias a su acidez. Ideal para los días de mucho calor.

Los Clásicos

Si bien mi papa no es un tipo tan clásico, sus amigos si lo son. A ellos les gusta beber etiquetas que  ya conocen, que se pueden encontrar fácilmente y de una gran marca que las respalde.

15 vinos espumososChandon Brut Nature ($ 143)
Chandon, el líder indiscutido del mercado de espumosos, lanzó el primer Brut Nature de la Argentina en los años 80. Este año relanzó su Brut Nature con uvas de viñedos ubicados en Gualtallary, Valle de Uco, a más de 1500 metros sobre el nivel del mar. Esa mayor altura implica más frío, suelos más pobre y por consiguiente vinos de mayor acidez. Un espumoso de perfil más bien cítrico, complementado con suaves notas tostadas. Un espumoso de gran complejidad a un precio realmente amigable.

Montchenot Brut Nature ($ 150)
A partir de un blend de Pinot Noir y Chardonnay Bodegas Lopez elabora este Montchenot Brut Nature que es fiel al estilo de la bodega, pura elegancia y delicadeza. Armoniza los aromas frutales con notas de las levaduras y los tostados que le otorga la segunda fermentación en botella. Un clásico inoxidable.

Nieto Senetiner Grand Cuvee Brut Nature ($ 215)
Un nuevo clásico. En los últimos años Nieto Senetiner se ha hecho un lugar en el mercado de espumosos a fuerza de buenos productos a precios amigables, entre ellos destaco este Grand Cuvee Brut Nature elaborado exclusivamente con uvas Pinot Noir de las zonas altas de Luján de Cuyo. De un color rosa pálido (piel de cebolla le dicen), finísimas burbujas y aromas que van de las frutas blancas al brioche tostado. Se destaca por su gran volumen en la boca.

De lujo

Todos tenemos algún amigo de esos que quieren siempre “lo mejor”. Sin importar el precio estos son los 3 espumosos que para mí se destacan por sobre el resto dentro de nuestro mercado y que pueden incluso tutearse con los franceses.

15 vinos espumosos

Vistalba Progenie I ($ 540)
El espumoso ícono de Bodega Vistalba se elabora con uvas Pinot Noir (60%) y Chardonnay (40%) de Los Árboles, Valle de Uco por el método champenoise, para luego descansar 43 meses sobre las lías. Con algún reflejo salmonado en la copa, sobresalen los aromas a damascos, frutas tropicales y pan dulce, pero es en la boca donde más se disfruta sobre todo por la sensación de cremosidad que transmiten sus finas burbujas.

Luigi Bosca Boheme ($ 520)
El más francés de los espumosos argentinos, elaborado con Pinot Meunier, Pinot Noir y Chardonnay. Una parte del vino base fue fermentada en barricas de roble francés, aportándole una complejidad única. De un color dorado impactante y finísimas burbujas. Con aromas a frutas secas, manteca, bollería y frutas frescas como el mango y el melón. En boca es bien seco y largo, de muy buena acidez. Es el que elegí para mi 20° aniversario de casado.

Rosell Boher Grand Cuvee Edición Limitada 70 meses ($ 1200)
Alejandro “Pepe” Martínez elaboró los vinos base en 2008 y decidió hacer una prueba de crianza a largo plazo. La idea original eran 60 meses, que terminaron siendo casi 72. Sí, 6 años de crianza con las levaduras!!! Hay sólo 3800 botellas de esta maravilla, que marca un hito en la historia de los espumosos argentinos. De nariz muy compleja, donde podemos encontrar desde cítricos a frutas tropicales, manteca, pan tostado y almendras, es como si se estuviera cocinando un pan dulce en la copa. En la boca  repite esa complejidad, resulta muy intenso y largo. Un fuera de serie.

Los míos

Siempre, toda recomendación que hago, termina con la misma pregunta: “¿Y a vos, cuáles son los que más te gustan?”

15 vinos espumosos

Alma 4 Chardonnay Roble ($ 205)
Alma 4 es el proyecto de cuatro amigos que en 1999 se lanzaron a elaborar espumosos de alta gama, Agustín López, Marcela Manini, Sebastián Zuccardi, y Mauricio Castro. Jóvenes curiosos e inquietos, no se detuvieron en el clásico corte Pinot Noir y Chardonnay, elaboraron un 100% Pinot Noir, un Viognier, una Bonarda y este Chardonnay con una parte del vino fermentada en barricas que a mí me resulta particularmente atractivo. Esa crianza en barricas se nota desde la primer olfación, los aromas a brioche, frutas secas y tostados están amplificadas y en la boca resulta muy cremoso y largo.

Alma Negra Brut Nature ($ 281)
Ernesto Catena elabora este espumoso en su bodega de Vista Flores como un Blanc de Blancs, 100% de uvas chardonnay de Agrelo y el Valle de Uco. Se presenta amarillo pálido, en la nariz combina aromas a duraznos, avellanas y tostados, con un dejo de piel de limón. En la boca resulta bien refrescante, destacando ese perfil más cítrico que nos insinuó en la nariz.

Cruzat Cuvee Reserve Rosé ($ 240)
Pedro Rosell elabora este Cruzat Cuvee Reserve Rosé a partir de un corte de 90% Chardonnay y 10% Pinot Noir con uvas provenientes de viñedos de Tupungato, Valle de Uco a 1.400 metros sobre el nivel del mar. El vino base tiene 18 meses de contacto con las levaduras, y posteriormente 24 meses en la botella. En nariz resulta muy expresivo, combinando diversas notas frutales (fruta roja, tropical y seca) con los clásicos tostados y bollería de las levaduras.  Llena completamente la boca, con un buen largo y acidez en equilibrio casi perfecto, dejando esa sensación cremosa que tanto me gusta a mí. Es por escándalo el espumoso que yo más compro.

¿Cuál es el espumoso que más te gusta a vos?

Esta nota fue publicada originalmente el 30 de Noviembre de 2015 en Óleo Dixit de Guía Óleo